Our Approach

Cada organización tiene un enfoque diferente para la reforestación. Los gobiernos pueden usar la legislación, las industrias como la tala y la agricultura pueden ajustar sus actividades para apoyar ecosistemas saludables, y las personas pueden cultivar parcelas de hábitat cerca de sus hogares.

Nuestro enfoque utiliza voluntarios en cada etapa para preparar y plantar los árboles para reforestar Panamá. Al trabajar con voluntarios locales, podemos estar seguros de que nuestras actividades de reforestación se adaptan a las necesidades de cada lugar. Para obtener más información sobre nuestro plan de reforestación y las actividades que tenemos que hacer para satisfacerlo, ¡explore esta página!

Semillas y Plantones

Incluso en un ecosistema saludable, muchas plantas jóvenes mueren porque comienzan a crecer demasiado cerca de sus padres y compiten con ellos por recursos como el sol y los nutrientes. Aprovechamos este patrón natural para nuestras actividades de reforestación rescatando semillas y plantas pequeñas que están demasiado cerca de sus padres, poniéndolas en contenedores temporales para que crezcan y fortalezcan por unos meses, y plantándolas en áreas deforestadas.

Las plantas que utilizamos se eligen para atraer a los animales salvajes, crecer rápidamente y tener un efecto mínimo si eliminamos algunas de su medio ambiente. Para cumplir estos objetivos, la mayoría de las plantas que utilizamos son especies comunes de semillas grandes como Espavé, Anacardium excelsum, Guandú, Cajanus cajan, y Cuipo, Cavanillesia platanifolia.

Mantenimiento del Sitio

Especies exóticas invaden rápidamente áreas deforestadas y degradadas en Panamá. Debido a que estas especies pueden inhibir el crecimiento de plantas nativas, tenemos que eliminarlas en las áreas donde nos gustaría reforestar antes de poder plantar para que nuestras plantas reciban suficiente sol, agua y nutrientes para crecer saludables. Por supuesto, cuando retiramos las plantas invasoras, marcamos todas las plantas nativas que no queremos matar.

Incluso después de la siembra, tenemos que seguir limpiando los sitios porque algunas especies invasoras, especialmente la caña silvestre, Saccharum spontaneum, crecen extremadamente rápido. ¡En algunos de nuestros sitios, Caña Silvestre necesita limpieza cada dos o tres semanas! Después de unos años, nuestras plantas nativas comenzarán a dar sombra a las especies invasoras, momento en el que disminuirá la necesidad de mantenimiento y la regeneración natural puede encargarse del crecimiento del bosque joven.

Eventos de Reforestación

¡La mejor parte del proceso! Durante los eventos de reforestación, grupos de hasta cientos de personas colaboran para plantar un nuevo parche de bosque en áreas como el Parque Nacional Camino de Cruzes o la Reserva Natural Privada Cerro Chucantí.

Fotos de eventos pasados: