About Deforestation

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que evalúa el estado de las especies amenazadas del mundo, reconoce la pérdida de hábitat como la mayor amenaza para el 85% de todas las especies. Sin embargo, a pesar de la conciencia generalizada y los llamados a “salvar las selvas tropicales”, la deforestación continúa en los trópicos.

Con la segunda cobertura forestal más grande de Centroamerica y las áreas más protegidas, el medio ambiente de Panamá puede parecer seguro. Pero estas comparaciones con otros países son engañosas: se considera que solo tres de las 10 provincias de Panamá (Darién, Colón y Bocas del Toro) tienen suficiente cobertura forestal.

>1%
de los bosques de Panamá desaparecen cada año
50%
de Panamá ya ha sido deforestado

Causas De La Deforestación

Agricultura

La gente de Panamá tiene una larga historia con la agricultura, especialmente con las vacas. Aproximadamente el 25% del uso de la tierra en Panamá es para la ganadería, mientras que otros cultivos estereotípicamente tropicales como el banano, la piña y el café se cultivan más regionalmente. La mayor parte de esta agricultura es comercial, aunque las familias también crían ganado o cultivan en pequeña escala para uso personal.

Sin embargo, los bosques deben talarse para preparar áreas para la agricultura. El método más común, a menudo llamado “talar y quemar”, consiste en talar los árboles y luego quemar el área para ralentizar el crecimiento del bosque y exponer el suelo. Pero las áreas que usan este método pagan un precio severo: sin el bosque, el suelo pierde rápidamente sus nutrientes. A medida que disminuya la calidad del suelo, la agricultura tendrá menos éxito y habrá que talar nuevas parcelas de bosque en un círculo vicioso.

La Explotación Forestal

Cuando se va a limpiar un área para la agricultura, las concesiones comerciales de tala a menudo se venden para generar ingresos adicionales de la propiedad. Las actividades de tala también son comunes cerca de algunas comunidades para obtener leña.

En la provincia de Darién, la tasa de deforestación ha aumentado tanto que en 2019 el gobierno estableció una moratoria de un año para prohibir los permisos de tala y controlar los permisos existentes para seguir mejor las prácticas sostenibles. La combinación de esta medida y las recientes mejoras en la gestión de áreas protegidas han reducido la carga de la tala comercial, pero la tala ilegal sigue siendo un problema en muchos lugares.

Construcción de Carreteras

Una de las áreas más boscosas de Panamá se encuentra en el área llamada el tapón de Darién, una región aislada en la frontera con Colombia. Los bosques en esta área son tan espesos que hasta ahora ha sido demasiado difícil construir la carretera a través de la región, ¡convirtiéndola en la única ruptura en la Carretera Panamericana entre Alaska y Argentina! Pero esta ruptura se está reduciendo a medida que la construcción de carreteras y otros proyectos de infraestructura están abriendo antiguas áreas silvestres a nuevos asentamientos. Aproximadamente el 20% de la provincia de Darién ha sido deforestada en solo los últimos siete años, una tasa que no muestra signos de desaceleración.

Efectos de La Deforestación

Cambio Climático

La deforestación contribuye mucho al cambio climático y representa hasta el 25% de los gases de efecto invernadero. Estos gases, como el dióxido de carbono (CO2), ya han calentado el mundo en un promedio de 1 ° C durante los últimos siglos. Aunque 1 ° C puede no parecer tan malo, la salud del medio ambiente está en un equilibrio muy delicado. Los científicos predicen que un aumento de solo 2 ° C podría poner al 5% de todas las especies del mundo en peligro de extinción.

Pero la deforestación no solo aumenta la tasa de cambio climático. También dificulta la reducción de los efectos. Los procesos que utilizan las plantas para sobrevivir requieren de CO2 que eliminan de la atmósfera, convirtiendo los bosques en un tipo de área conocida como “sumideros de carbono” (áreas que ayudan a reducir los gases de efecto invernadero). Sin embargo, las áreas naturales son actualmente nuestros únicos sumideros de carbono.

El Clima

Hemos visto los efectos del cambio climático en los últimos años, a medida que ha aumentado la intensidad y frecuencia de los fenómenos meteorológicos. En noviembre de 2016, por ejemplo, un huracán en el Caribe azotó Panamá por primera vez.

Pero los patrones climáticos no solo se ven afectados por el cambio climático. También se ven afectados por procesos naturales, especialmente la transpiración de las plantas. En resumen, la gran cantidad de agua que las plantas liberan al aire es un factor importante que hace que las regiones tropicales sean tan húmedas, pero también contribuye a la formación de nubes y lluvia. Cuando la deforestación elimina esta fuente de agua, el riesgo de sequías aumenta enormemente. Algunas sequías han sido tan severas que limitaron el viaje de barcos entre el Canal de Panamá, golpeando fuertemente la economía local.

Especies Invasoras

Cuando las especies exóticas compiten agresivamente con las especies nativas o dañan el medio ambiente, se las denomina especies invasoras. La deforestación puede ayudar a que las especies invasoras se establezcan al reducir las poblaciones de especies nativas, después de lo cual las especies invasoras pueden prevenir la recuperación de poblaciones de especies nativas.

El mejor ejemplo en Panamá podría ser la caña silvestre, Saccharum spontaneum. Esta paja grande y muy invasiva crece en parches densos en todo Panamá, especialmente en áreas despejadas como bordes de caminos, campos y cerca del Canal de Panamá. Desafortunadamente, esta planta crece con tanta energía que hay que sacarla con cuidado (sin quemarla, para no esparcir sus semillas) antes de que podamos reforestar un área.

Comunidades Humanas

Hay siete pueblos indígenas en Panamá (Ngäbe, Buglé, Guna, Emberá, Wounaan, Bri bri y Naso Tjërdi) que representan el 12% de la población total de Panamá. Muchas de estas comunidades todavía utilizan el medio ambiente, dependiendo de las diversas especies de Panamá, al menos en parte, para vivir. Sin embargo, a medida que las especies nativas pierden sus hogares, la disponibilidad de la comida y medicina está disminuyendo para estas comunidades.

Además, el conflicto entre humanos y vida silvestre está aumentando a medida que los asentamientos continúan expandiéndose hacia áreas silvestres. El conflicto entre la agricultura y la vida silvestre es especialmente común porque los depredadores, como los jaguares, pueden comer ganado cuando no tienen suficientes presas en el medio ambiente.